Tejiendo y
entrelazando

HILOS DE VIDA

para la comunidad

  • Foto por Andrés Dimas

MISIÓN

La Fundación Social CRECER es una entidad privada sin ánimo de lucro, legalmente constituida, dedicada a mejorar las condiciones económicas, sociales, culturales y políticas de familias  de los sectores urbanos-marginales del territorio nacional.

VISIÓN

Esperamos ser una entidad reconocida a nivel Nacional por nuestra capacidad para el desarrollo  de programas y proyectos de alto impacto dirigido a familias, pueblos indígenas, niños, niñas  y adolescentes en alto estado de vulnerabilidad, a través de un modelo de intervención psico-social,  que respeta las dinámicas propias y propende por el desarrollo personal, social cultural y organizativo.

HISTORIA

En el mundo de hoy, el ejercicio constante de la interacción social parece limitado, pues el pensamiento occidental que fundamenta el modelo económico neoliberal exige aceptar la soledad e indiferencia como destinos irrefutables. La alteridad, entonces, surge como fénix en las llamitas de los corazones solidarios que aún emanan dulzura,
en las mentes que sueñan y trabajan a diario por la transformación y construcción de realidades donde las banderas sean la dignidad y el vivir bien de las comunidades.  Aún existimos quienes, como decía Galeano, creemos que “los mapas del alma no tienen fronteras”.

 

En el año 1999 creamos la Fundación Social CRECER con el objeto de consolidar espacios de capacitación  y formación integral a poblaciones vulnerables. Desde nuestro nacimiento hemos desarrollado proyectos  sociales para la atención integral a población vulnerable en Bogotá y el territorio colombiano,  proyectos que nos han dotado de la experticia necesaria para cada día profesionalizarnos en nuestra labor, alcanzar objetivos y trazarnos unos nuevos.

  • Foto por Andrés Dimas

  • Foto por Andrés Dimas

Tras la ejecución de un proyecto de capacitación dirigido a las personas en ejercicio de trabajo sexual  de la localidad Santa Fe, junto con la población beneficiaria identificamos la necesidad de crear un  lugar seguro para sus hijos e hijas. La iniciativa de la comunidad en apropiarse de un edificio vacío en el barrio La Favorita, el que antes era un hotel, fue el incentivo para iniciar la gestión y poder  trabajar en aquel lugar.  Gracias al trabajo comunitario y tras la ardua labor para la adecuación del edificio, logramos la instalación  de un hogar comunitario en el 2008, que desde el 2013 se constituye como un Centro de Desarrollo Infantil,  con el apoyo del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar -ICBF-, El Fondo de Acción y la Fundación Cinde Colombia.

Así nació nuestra primera casa, la cual se ubica en el Barrio La Favorita, localidad de Los Mártires,  en pleno centro de Bogotá; un barrio que se sitúa en el llamado “corredor del Bronx” o “zona de tolerancia”  por las diferentes condiciones de vulnerabilidad y concentración de problemáticas sociales, a causa del comercio sexual, población en situaciones de violencia intrafamiliar, violencia de género, violencia sexual, maltrato infantil,  consumo y expendio de sustancias psicoactivas, habitantes de calle, delincuencia común y habitantes en condición  de desplazamiento forzado, migrantes provenientes de Venezuela y gran presencia de población perteneciente a grupos étnicos. 

A lo largo de los años hemos contado con el valioso trabajo de Madres Comunitarias quienes, desde su experiencia de trabajo y vocación, han aportado en gran medida a la construcción del tejido social de nuestras comunidades  y al aprendizaje de todo el equipo de trabajo de la Fundación, pues su labor nos permite reflexionar acerca  de las lógicas en nuestro diario quehacer profesional. 

Durante la historia de la Fundación Social CRECER, hemos trabajado en proyectos dedicados a la atención  integral a la primera infancia y a la familia, programas y proyectos dirigidos a mujeres que ejercen  trabajo sexual, para la generación de recursos, proyectos de género y empoderamiento, de resolución  pacífica de conflictos, proyectos de Derechos Humanos, DIH y atención integral a pueblos indígenas,  para el fortalecimiento de la soberanía alimentaria, fortalecimiento organizativo y fortalecimiento sociocultural.  Nuestra labor nos ha permitido llegar a territorios periféricos donde el conflicto social y armado ha  dejado huellas profundas, identificar las infancias invisibles de nuestro país y conocer realidades vulnerables  cerca a los “centros de poder” de la ciudad de Bogotá, realidades que muchos de los y  las ciudadanas de nuestro país desconocen.

En Bogotá, actualmente, la Fundación Social CRECER está presente en las localidades de Engativá, Kennedy y Usme, y en resguardos indígenas ubicados en el departamento del Meta, lugares donde hemos promovido  la atención integral de niños y niñas, adolescentes que viven diferentes condiciones de vulneración de derechos,  son hijos e hijas de mujeres en ejercicio de trabajo sexual, víctimas de desplazamiento forzado  por el conflicto interno armado, niñas, niños y familias pertenecientes a los pueblos indígenas  Jiw, Sikuani, Embera Chami, Embera Katio, Pastos, Nasa, Achagua y Piapoco. 

Hemos desarrollado convenios de cooperación con la Organización Internacional para las Migraciones  -OIM- Colombia para prevenir el reclutamiento forzado ilegal de niños, niñas y adolescentes de  comunidades indígenas y afros a través del fortalecimiento de sus usos, costumbres, cosmovisiones  propias en los departamentos de Nariño, Meta y Guaviare. Además, un convenio interinstitucional con la OIM,  el ICBF y Ministerio de Educacional Nacional para la cualificación de agentes educativas en la estrategia de la resiliencia familiar y mejorar la prestación del servicio de atención a la primera infancia en los  departamentos del Chocó y Antioquia. Y con el apoyo del Instituto Distrital de la  Participación y Acción Comunal –IDPAC-  hemos creado el proyecto ‘Kurruma Nedo Bebadau’,  que significa tienda artesanal, en donde mujeres y hombres pertenecientes al pueblo indígena Embera elaboran  tejidos tradicionales . 

 

 

  • Foto por Andrés Dimas

  • Foto por Andrés Dimas

NUESTROS PRINCIPIOS

Buen Trato: interacción que siembra un sentimiento mutuo de reconocimiento y valoración de la visión propia del mundo y la ajena, favoreciendo al diálogo,  la toma de decisiones y la convivencia pacífica, a fin de favorecer al crecimiento  y desarrollo personal de la población beneficiaria y el talento humano. 

Trabajo en Equipo: articulación de actividades en torno a un conjunto de metas y objetivos guiados por la convicción y el sentido de pertenencia que supone la cohesión social.  El trabajo en equipo permite construir espacios de socialización y potenciación de los aprendizajes  significativos, fortalecer las habilidades y capacidades, establecer relaciones asertivas, dinamizar  el mejoramiento continuo y aumentar la eficacia de los resultados en el proceso de cooperación para lograr.

No Discriminación: promoción y defensa de la garantía de igualdad de derechos y oportunidades entre  las personas, sin distinción de género, sexo, edad, condición social, pertenencia étnica, capacidades  diversas, educación, creencias, posición política, orientación sexual u otras, a fin de favorecer el  desarrollo pleno del potencial de la población beneficiaria y el talento humano. 

Interculturalidad: construcción constante de procesos de intercambio que permitan crear  espacios de encuentro donde dialoguen los pensamientos de seres, saberes, sentidos y prácticas distintas.

Capacidad creadora e innovadora: actitud y decisión de enfrentarse a las situaciones y conflictos  buscando soluciones en donde se empleen las capacidades cognitivas, emocionales, psicomotoras,  intelectuales y sociales, contemplando su causa-efecto e identificando oportunidades de cambio y  crecimiento constantemente. 

 

NUESTROS VALORES

*Libertad: posibilidad para tomar decisiones por sí mismo acerca de cómo actuar en  diferentes situaciones, eligiendo la o las que nos parecen mejor para nuestro propio  bienestar como el de los demás o la sociedad en general. La libertad implica la participación activa,  la defensa de la privacidad, no aceptar presión para hacer algo que no queremos o con lo que no estamos  de acuerdo y el cultivo de la honradez, sinceridad, reflexión e independencia de criterio.

*Justicia: conocer, respetar y promover los derechos de las personas, reconocer y fomentar las buenas  acciones y las buenas causas. La justicia implica la denuncia de los comportamientos o situaciones que  vulneran a las personas y hacerle el respectivo seguimiento. 

*Responsabilidad: conciencia acerca de las consecuencias de nuestras acciones sobre nosotros mismos  y los demás, garantía del cumplimiento de los compromisos adquiridos generando confianza entre las personas.  La responsabilidad implica la reflexión previa a la toma de decisiones, asumir las consecuencias de los actos,  reconocer los errores que cometemos y la disposición para repararlos.  

*Respeto: base fundamental para la convivencia sana en la que se priorizan los derechos fundamentales de cada persona.  El respeto incluye la relación que tenemos con nosotros mismos, con los otros y con el medio que nos rodea,  teniendo en cuenta las normas sociales, nuestra historia y memoria. 

*Solidaridad: la comunión de intereses y responsabilidades que motivan a las personas a colaborar mutuamente  para alcanzar un fin común. La solidaridad requiere la constante reflexión acerca de la situación de las personas  que experimentan alguna vulnerabilidad y emprender acciones en las que creemos. 

NUESTRO EQUIPO

En nuestra Fundación contamos con un equipo experto en el trabajo con niños, niñas,  familias y comunidades cuya calidad humana, conocimiento técnico y profesionalismo son  claves en la atención integral a nuestra población beneficiaria. 

Contamos con la valiosa labor de profesionales de las áreas de Trabajo Social,  Pedagogía, Salud y Nutrición, Derecho, Psicología, Agentes Educativos, Auxiliares de edagogía,  Auxiliares de alimentos, Auxiliares Administrativos, Autoridades Tradicionales,  Dinamizadores Comunitarios (médicos tradicionales, parteras, sabedores) y líderes y lideresas comunitarios.  Además, de nuestro equipo de dirección y coordinación técnica.

Hemos generado valiosas redes de apoyo desde distintas áreas de formación con la Universidad Nacional  de Colombia, la Fundación Universitaria Monserrate, la Corporación Universitaria Minuto de Dios,  la Universidad Externado de Colombia, la Universidad Javeriana, la Universidad Pedagógica,  el Colegio Odontológico Colombiano, el Colegio Tilatá, y continuamos creando alianzas.  

De igual manera, somos un ‘Semillero de Profesionales’, trabajamos con voluntarios que aportan  desde sus conocimientos y aprenden constantemente en el hacer, son quienes complementan y apoyan distintas tareas.  La Fundación otorga la oportunidad para desarrollar y emplear los talentos en beneficio de nuestra población. 

 


  • TELÉFONO

    (057) 2847984

  • MAIL

    info@funcrecer.com

  • DIRECCIÓN

    Carrera 16 No 16 - 48 

REGIONES DE TRABAJO

BOGOTÁ

META